Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2015

La Importancia de contar con unos pisos conductivos.

Imagen
Cientos de empresas y proveedores de materiales para la fabricación de equipos y componentes electrónicos, han sufrido un creciente número de problemas por culpa de las descargas ESD. Pero gracias a la implantación de medidas de prevención y a la utilización de materiales aislantes y conductivos en las plantas de fabricación, se ha conseguido minimizar al mínimo el riesgo de deterioro del equipo y componentes de alta sensibilidad. Las pruebas indicaron que los tapetes y pisos conductivos evitan en gran medida que estas cargas se produzcan, ahorrando en pérdidas económicas y de material, pero también debemos saber, que la hay más herramientas para combatir estas descargas y cuantas más pongamos a trabajar al mismo tiempo, mayor será el nivel de protección con el que contaremos. La descarga electrostática o (ESD), es la electricidad repentina de baja potencia, que sigue a dos objetos que tienen un potencial eléctrico diferente, causada por el contacto directo o inducido por un campo e

La necesidad de instalar medidas de prevención contra las descargas ESD.

Imagen
La necesidad de utilizar tapetes dieléctricos para combatir las descargas de ESD, es fundamental para proteger a las personas y los equipos sensibles a esta clase de cargas, además de eliminar las cargas electrostáticas de los materiales y el personal que se requiere en muchas industrias. El daño a los dispositivos electrónicos especialmente a los de clase 0 dispositivos ESDS (dispositivos ultra-sensibles que son vulnerables a las cargas tan bajas como 20V) que es un fenómeno común en la fabricación, montaje y pruebas de electrónica. Programas de prevención de corriente electrostática (ESD), han demostrado la creciente necesidad de mejorar las instalaciones, debido a la creciente sensibilidad de ESD. La mayoría de los programas de protección para la electrónica, han sacado a la luz que los pisos y tapetes que no protegen por debajo de los 100 voltios, no aportan la seguridad y rendimiento para la protección de los equipos de clase 0, que resultan ser los dispositivos más vulnerable